Crean programa para educar sobre tráfico humano


Siendo el tercer crimen más grande del mundo, las autoridades de Guilford quieren prevenir a la comunidad para reconocer su modo de operación y cómo evitar ser una víctima.

Por Mayra Arteaga | [email protected]

Greensboro, NC.- En un esfuerzo por minimizar las oportunidades de los traficantes de personas a accede a nuevas víctimas, el Servicio de Familias del Piedmont inició el programa de educación sobre Tráfico Humano, a cargo de la especialista María Harkings.

Atendiendo a un promedio de 18.250 niños y adultos en el condado Guilford cada año, el Servicio de Familias tomó la iniciativa de crear este departamento debido al incremento de casos de trata de humanos que se han registrado en Carolina del Norte y a la falta de información que hay en la comunidad respecto a este tema, el cual ven muy ajeno a su vida cotidiana.

Según María Harskins, encargada en Guilford de este proyecto educativo, el tráfico humano es un crimen que no respeta ni estatus social ni migratorio, educación o tipo de vecindario y que, además, supera el concepto general que se tiene respecto a que se trata solo de explotación sexual.

“El tráfico humano tiene muchas más variantes que de las que nos imaginamos. Cuando hablamos de este tipo de crimen, podemos referirnos al tráfico sexual, al tráfico laboral, al tráfico de servidumbre y al tráfico infantil, incluso, al tráfico de órganos”, explicó Harskins a HOLA NEWS.

Captura de pantalla 2019-04-09 a la(s) 10.43.48 a. m..png

Y es que el tráfico humano es la tercera actividad criminal más grande en el mundo y puede estar sucediendo justo en su vecindario, sin que usted se de cuenta.

“Los traficantes de personas son tan astutos que están al pendiente de cada detalle, buscan a sus víctimas cada vez de menor edad y usan la tecnología a su favor como las redes sociales, los videojuegos en línea y cada forma en la que puedan establecer contacto con nuevas víctimas. Una vez las enredan, las drogan y las mueven rápidamente de una ciudad a otra para los fines que tengan planeados, que pueden ser muchos”, contó la especialista.

 

__________________________________________________________________

Identificando los síntomas

•Una víctima siempre va a estar acompañada por alguien que, a su vez, habla por ella.

•La víctima evita contestar preguntas y mira a la persona que le acompaña antes de responder.

•Miente sobre su edad.

•No tiene documentos de identificación.

•Si tiene tatuajes con símbolos de dólar, códigos de barra o marcas específicas.

•En restaurantes, empleados que evitan contacto verbal o visual con los clientes.

•En residencias, si hay flujo constante de vehículos y cuentan con vigilancia particular.

__________________________________________________________________

Educación al alcance de todos

Dentro de las funciones de este nuevo departamento está el informar a la comunidad sobre el tráfico humano, cómo identificarlo y ofrecer ayuda a las víctimas locales acercándolas a refugios y recursos que les ayuden a salir de la terrible situación en la que se encuentran.

Con oficinas en las dos locaciones del Servicio de Familias del Piedmont, en Greensboro y High Point, este programa tiene como propuesta educar a la comunidad y mostrarle cómo este crimen nos afecta.

“A los traficantes no les importa si eres un inmigrante, ciudadano o refugiado, ni si eres un niño o un adulto. Todo lo que ellos buscan es una persona vulnerable de la que se puedan lucrar y van a ir tras de ella, ganar total control sobre ella y someterla a hacer cuanta labor o situación tengan en mente”, dijo Harskins.

Harskins agregó que, en Carolina del Norte, además del tráfico sexual es común el tráfico laboral en restaurantes y la esclavitud o servidumbre en los campos de cultivo, donde muchos inmigrantes son traídos al país con la promesa de un trabajo fijo y, una vez estando aquí, les cobran por el viaje, vivienda y comida, despojándolos de sus salarios y privándolos de los servicios básicos de higiene, salud y comunicación.

Según datos del FBI, las víctimas de este crimen típicamente oscilan entre los 10 y los 18 años y que a diario un promedio de 46 niños es secuestrados y vendidos a traficantes.

El Reporte Nacional de Tráfico Sexual de Menores estima que al menos unos 100.000 niños en el país son traficados y otros 300.000 se encuentran en riesgo.

“Los padres debemos estar más atentos a las actitudes, amistades y relaciones que mantenemos con nuestros hijos y hacerles saber que una vez deciden huir del hogar hay muchos peligros y depredadores que solo están esperando una oportunidad para cambiarles el futuro de una manera muy negativa”, advirtió Harskins, recordando que en su departamento cuentan con información para padres, jóvenes, niños y víctimas.

Para denunciar cualquier actividad sospechosa relacionada al tráfico humano, llame la línea de emergencia de 24 horas 1-888-373- 7888.

Para acceder a recursos educativos o ayuda de refugio en el condado Guilford, llame a las oficinas de los Servicios de Familias del Piedmont.

Greensboro:

315 E Washington St, Greensboro, NC 27401

(336) 273-7273.

High Point:

1401 Long St, High Point, NC 27262

 (336) 273-7273.


Like it? Share with your friends!

0
manuel

Hola Mi nombre es Manuel Lopez Me encanta la tecnologia, peliculas, comer hamburgesas y tacos..... Pero lo que mas me gusta es escuchar buena musica.. Norsan Media IT Director Charlotte, NC

Comments 0

Leave a Reply

You may also like

%d bloggers like this: