El matrimonio del hombre estadounidense terminó porque era demasiado gordo para tener intimidad; cambió su estilo de vida y decidió asistir diariamente al gimnasio. Las bases para tener un matrimonio feliz son la buena comunicación y buena intimidad, según expertos, la mayoría de problemas maritales son debido a complicaciones sexuales.

Ella quiere sexo y él no o viceversa. Las relaciones sexuales son una parte fundamental en una relación, la falta de confianza y atención y los problemas físicos pueden ser un impedimento para lograrlo, esto lo sabe bien Stephen Ringo, un estadounidense cuyo matrimonio terminó porque ‘era demasiado gordo para tener sexo’. De acuerdo con The Mirror, el programador residente de la ciudad de Johnson City, en el estado de Tennessee, pesaba 184 kilos en 2016.

 

Parte de su dieta diaria era comer dos Bic Macs, dos paquetes de papas fritas, 20 nuggets, dos vasos grandes de refresco y cenar pizza.  Debido a su enorme panza le resultaba sumamente difícil moverse, no podía ponerse los calcetines sin ayuda ni tener sexo. Por esta razón, su autoestima era sumamente baja y entró en depresión. Como resultado, su esposa lo abandonó. Después del divorcio, Ringo decidió cambiar radicalmente de hábitos. Poco a poco fue abandonando la comida basura y empezó a ir al gimnasio diariamente. En la actualidad se encuentra en proceso para realizarse un retoque estético para eliminar la piel sobrante.


Like it? Share with your friends!

0
Gaby Angel

Hola Mi nombre es Gaby Angel Soy locutora de la Raza 106.1 FM y Social Media Manager en Norsan Media. Me encanta escuchar Musica de diversos estilos y jugar con mi hijo.

Comments 0

Leave a Reply

You may also like

%d bloggers like this: